La Psicología, especializada en el comportamiento humano y los procesos mentales, puede ser de enorme utilidad si se aplica al deporte de competición, como corroboran numerosos estudios y la experiencia personal de entrenadores y deportistas.

El funcionamiento psicológico de los jugadores puede influir, positiva o negativamente, en su funcionamiento físico, técnico y táctico-estratégico y, por tanto, en su rendimiento deportivo. Es por esta razón por la cual no nos podemos olvidar de integrar el trabajo psicológico dentro de nuestros entrenamientos, en el conjunto de la preparación global de los jugadores. No solo podemos preocuparnos del entrenamiento físico y estratégico. Debemos entrenar el TODO y esto incluye la mente.

Cuanto más preparemos la cabeza ante los retos competitivos y sus consecuencias (éxitos y fracasos), mejor preparación les estaremos brindando. Es necesario ampliar sus competencias psico-emocionales, facilitándoles las herramientas esenciales para gestionar sus emociones en pista y fuera de ella.

En Rivas, somos conscientes de la importancia del entrenamiento psicológico y, por ello, destinamos varias horas semanales al mismo. Este trabajo es posible gracias a la excelente labor de Raquel Rodríguez, psicóloga deportiva y experta en Alto Rendimiento y el control del estrés. Desde principio de temporada, Raquel se ofreció a formar parte de este proyecto y colaborar con el cuerpo técnico para sacar lo mejor de cada persona.

Con una planificación previa y un diseño exhaustivo de las sesiones, Raquel ayuda a nuestros deportistas a mantener el equilibrio emocional necesario dentro y fuera de la mesa, con el objetivo de hacerles crecer y superar los obstáculos que se presentan, tanto durante los entrenamientos, como en la competición.

Estas sesiones no solo les ayudan en lo deportivo, también juegan un papel clave para sus vidas, pues trabajamos aspectos que no solo forman parte de la rutina deportiva, sino conceptos que intervienen en el día a día en nuestra vida personal. Ordenar esta, tiene influencias positivas en nuestra carrera deportiva. Por ello, preferimos no trabajar desde la visión exclusivamente deportiva.

“En líneas generales, las necesidades y problemas de los deportistas, se sitúan en tres grandes áreas de funcionamiento:

– El entrenamiento deportivo, cuyo objetivo fundamental consiste en ampliar sus posibilidades de rendimiento, aumentando, perfeccionando y poniendo a punto sus recursos.

– La competición deportiva, en la que deben rendir al máximo de sus posibilidades reales (las que hayan desarrollado en el entrenamiento) para poder obtener un resultado satisfactorio.

– Y un área de apoyo a las dos anteriores, en la que se debe optimizar su funcionamiento general, abarcando cuestiones como la prevención y recuperación de lesiones deportivas y aspectos psico-emocionales, la comunicación interpersonal y la dinámica del grupo.”

En estas tres áreas, el conocimiento psicológico puede contribuir, decisivamente, a lograr sus objetivos específicos, multiplicando las opciones de rendimiento y éxito deportivos.

Además, el conocimiento de los mecanismos y estrategias psicológicas que contribuyen al aprendizaje, y su integración en el método habitual de entrenamiento, puede favorecer, significativamente, que los deportistas mejoren su repertorio de conductas deportivas, expresa Marín Morera, especializado en psicología deportiva.

En el club dedicamos parte del tiempo de entrenamiento al aprendizaje de habilidades psicológicas (e.g. autoevaluación y autorregulación de la activación, autoinstrucciones, etc.) cuyo dominio aumente las posibilidades de rendimiento de los deportistas en la competición y en el propio entrenamiento. También hacemos esfuerzos por integrar estrategias psicológicas que alivien las dificultades que genera el ensayo repetitivo y continuado en mesa, que provoca cansancio y, a veces, aburrimiento, generando un déficit de atención que juega en contra. Esto nos permite cumplir con los objetivos específicos dentro del plan de preparación.

De la misma manera, prestamos atención a la preparación de los deportistas para que sean capaces de rendir, al máximo de sus posibilidades reales, en las condiciones ambientales “motivantes/estresantes” que caractericen a la competición en su deporte. Muchos son los jugadores que carecen del conocimiento necesario para enfrentar estas situaciones en competiciones trascendentes, y por ello, somos conscientes de la importancia de su trabajo.

Todo este compendio de factores es lo que intenta plasmar Raquel, cada semana, mediante su trabajo con nuestros equipos. Su intervención se lleva a cabo desde tres vías:

1. En sesiones especiales de 1 hora de duración:
– Las Emociones y el deporte.
– Técnicas de control de estrés.
– Tenis de Mesa y rendimiento.
– Preparación específica División de Honor.
– Preparación Zonales y Estatales.
2. En sesiones de 15 a 30 minutos con 5 -6 jugadores por sesión,  los miércoles desde las 18:00 h hasta las 21:30 horas en las siguientes categorías:
– Infantil / Alevín
– Juvenil
– Veteranos

3. Intervenciones individualizadas específicas (control de estrés, autoconfianza, visualización).

Las sesiones se diseñan en función de las necesidades de los equipo, los jugadores y del tipo de competición (liga, campeonatos). En ellas se tratan temas como: el establecimiento de objetivos, las variables psicológicas que influyen en el rendimiento: atención, estrés, motivación, nivel de activación y autoconfianza,etc;locus de control, la comunicación, la preparación y el análisis de partidos, el entrenamiento en rutinas y el control de la ira.

Sin duda, el trabajo está siendo muy útil y altamente valorado por nuestros jugadores que no dudan en contar cómo estas sesiones han modificado algunos de sus hábitos en el terreno de juego y han ayudado a mejorar sus resultados.

En Rivas, podemos decir que hay buenos resultados, pero sobre todo hay capital humano, y nos sentimos muy orgullosos de él.

Desde aquí, agradecemos a Raquel su trabajo y a nuestros jugadores su alta implicación en el programa.

881 Totales 3 Visto Hoy

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

requerido